jueves, 14 de julio de 2011

tomar distancia

Todos necesitamos en algún momento tomar distancia con alguna realidad para poder verla mejor y valorarla, con lo que hay en ella de verdad o si son ideas nuestras, decidir hasta dónde estar en lo que estamos, cómo vivir lo que queremos vivir.

Muchas veces estamos tan metidos en la situación o en una relación que es imposible ser objetivos porque nos sobrepasa. Tendemos a dramatizar, sobredimensionamos la realidad, que en un momento puede ser tremenda pero lo cierto es que al día siguiente seguro no es para tanto.

Y sin embargo a veces algo nos alerta, ojo, está pasando algo. Y nos pide respuesta personal. En mi caso esa distancia es necesaria. Hoy me di cuenta que necesito esta distancia para ver una situación de otra manera. Retirarme para volver de otra manera. Confío que aunque me cueste, lo conseguiré. Y sino, al menos, lo habré intentado.