miércoles, 31 de agosto de 2011

flechas amarillas


En todos los caminos hay señales, más grandes o más chicas. Las flechas amarillas que jalonan el Camino de Santiago están para indicar a los peregrinos que lo transitan por dónde tienen que seguir, porque aunque tengas un mapa o una idea de por dónde va la ruta, las flechas, son las que realmente orientan. Y si faltan las señales o están mal puestas es signo de que hay que ponerlas en su lugar o ir a buscarlas para saber por dónde podemos ir.

Esta semana en escritos que me llegan y en conversaciones va saliendo ésto: estos libros me dieron pequeñas luces... de repente Dios me iluminó y vi lo que tenía que hacer... tu presencia me ayuda a caminar, gracias por estar ahí... tuvo un pálpito que me tenía que llamar porque intuyó que yo no estaba bien... decir la verdad me ayuda, claro que la verdad no siempre es recíproca... cambié los planes a última hora, renuncié a irme de vacaciones porque no me las puedo permitir, decirlo así de sincero me duele pero me libera de dar una imagen mía que no es real... volverte a ver me da fuerza y tengo muchas ganas de que llegue ese momento... le dije lo que nadie se atrevía a decirle... poder hablar un rato me ayuda... Luces, pistas, apoyos... flechas que nos orientan y ayudan a caminar, señales que buscamos y que encontramos de distintas formas para seguir avanzando.

Ojalá que nuestra vida esté repleta de ellas y que estemos lo más atentos posibles para descubrirlas y saber por dónde ir. Ojalá seamos flecha amarilla para aquellos peregrinos que caminan con nosotros una parte del camino de nuestra vida.

Y pensaba en personas que todos conocemos que han pasado muchas cosas difíciles y sin embargo con su manera de vivir son un canto de esperanza. Y traigo unas palabras que muchas personas intentan vivir siendo esas flechas amarillas en el camino que ayudan a otros a vivir mejor como lo hizo esta mujer que las escribió:

Las personas son irrazonables, inconsecuentes y egoístas,
ÁMALAS DE TODOS MODOS.

Si haces el bien, te acusarán de tener oscuros motivos egoístas,
HAZ EL BIEN DE TODOS MODOS.

Si tienes éxito y te ganas amigos falsos y enemigos verdaderos,
LUCHA DE TODOS MODOS.

El bien que hagas hoy será olvidado mañana,
HAZ EL BIEN DE TODOS MODOS.

La sinceridad y la franqueza te hacen vulnerable,
SE SINCERO Y FRANCO DE TODOS MODOS.

Lo que has tardado años en construir puede ser destruido en una noche,
CONSTRUYE DE TODOS MODOS.

Alguien que necesita ayuda de verdad puede atacarte si lo ayudas,
AYÚDALE DE TODOS MODOS.

Da al mundo lo mejor que tienes y te golpearán a pesar de ello,
DA AL MUNDO LO MEJOR QUE TIENES DE TODOS MODOS.

Madre Teresa de Calcuta