jueves, 15 de septiembre de 2011

¿qué será de la vida de Grafito?

Imagino las risas al leer ésto...mi alma gemela en el mundo de las ocurrencias, con todo un pasado común construido por ambas con tantas cosas que estaríamos semanas contándolas y riéndonos... las risas, las cartitas por debajo de la puerta, tirando las cartas preguntando nuestros futuros inmediatos, intentando arreglar el mundo de la vuelta de la esquina, las charlas hasta las tantas en su casa, en la mía, en el patio más visitado, por teléfono (para disgusto de mi padre que me decía que mejor era invitarla a comer, que nos salía más barato, jaja...), Mr Zancos Mario Verdi, la señora de Duchaski, Vicente... Y la sonrisa permanente que incluso hoy cuando hablamos por teléfono, chateamos o nos vemos... su corazón es fuerte, lo tengo comprobado, jaja, a prueba de sorpresas, gracias a que también en el presente seguimos en permanente actualización, jaja...

Volvamos al tema: Grafito... ¿Qué será de la vida de Grafito? ¿Por qué este hombre no está al día con las nuevas tecnologías y nos facilita el responder nuestras preguntas? ¡¡Con lo que nos gustaría saber hacia dónde han ido sus pasos a lo Tubi 3 y Tubi 4!! ¿Habrá logrado su sueño de cuidar los bosques patagónicos? ¡Qué hombre! Nos tenía locas con sus cosas. Esas colectas de diarios para vender y sacar algo que sumara dinerito para ese campamento de verano del año 88 a uno de los lugares más lindos del mundo, que nunca olvidaremos y que ahora tenemos la suerte que alguien muy querido viva allá... en cuanto podamos vamos y organizamos otro campamento!!!  

Grafito...  ¿Qué hacía ese hombre con los diarios? ¿qué le pasó con la estaca armando la canadiense? ¿qué tenía con Itató? ¿por qué usaba botox en los labios cuando aún no estaba de moda? Tuvimos en común una charla, reuniones prejus y un campamento, ah! y el año que nos llevamos todas las materias y aprobamos entre diciembre y marzo, eso sí, cada uno por su lado, en su casa, nunca revueltos, jaja...  menos mal que por entonces la mirada estaba puesto en otro horizonte que vivían a la vuelta de la esquina... y no me refiero al Gallego, aunque sí vivían en el mismo edificio,... Nico, hace muchos años que te fuiste, antes de tiempo, fue una gran pena, pero qué linda la sensación que me dejaste, que me queda al recordar ese amor adolescente, que aunque no dio para más, qué buenos momentos compartimos en esa época de nuestars vidas. Me imagino que desde algún lado también estarás sonriendo. 

Lo que puede unir en un determinado momento un sanguchón de mortadela, ese fraile y ese Pata, ese micro (bue, el micro no lo extrañamos), unas barritas de chocolate, el juego de la copa opa, el López, las canciones, las prejus, la mermelada que se estalla en el piso, CJ, el Ale, para continuar con la oposición bellonebuchón, las reuniones, las escaleras y todo lo que pasaba en el 414: esos amigos que nacieron y crecieron juntos, esos ring raje, las masitas que alguna vez volaron por la ventana, carreras de ascensores, los cortes de luz, la terraza, las chicas y los chicos de la esquina, un barrio concreto en un lugar en el mundo concreto que por más tiempo que pase, por lejos que esté y por mucho que haya cambiado sigue vivo en mi corazón.

Y por cierto, si alguien sabe algo de Grafito que nos informe!!!