martes, 25 de octubre de 2011

dos o tres

A mis amigos, a esos dos o tres que siempre están ahí y desde hace ya muchos años.
Para Flor, Paula y Cari, gracias a cada una. 

Se cuentan con los dedos de una mano,

nunca me piden algo a cambio,

saben de todas mis heridas,

de cada caída, de cada batalla que di por perdida,

que di por vencida…


Son sólo dos o tres,

a los que no busqué,

no son ni los mejores y tampoco sé muy bien,

por qué me los topé

y decidieron ser

un trozo de mi vida y un pedazo de mi ser.


Son sólo dos o tres,

a los que no busqué,

ignoran mis torpezas y saben comprender

lo bueno que no vi,

el mal que cometí

y una palabra suya es sagrada para mí.