miércoles, 30 de noviembre de 2011

en la medida que seamos capaces

Dicen que quien mucho se ausenta, pronto dejar de hacer falta y el dicho tiene su parte de razón. No es lo mismo estar que no estar, decía la canción. Mojarse, empaparse, dejar que las cosas nos afecten y nos envuelvan. Estar en la realidad, no pasar simplemente por encima o de largo, picoteando o viviendo como si no tuviera que ver con nosotros. Haciendo algo con nuestras manos y nuestro esfuerzo por construir, por apoyar, por aportar hoy. Es verdad que cuando miramos las cosas desde afuera, elegimos, juzgamos, nos quedamos con lo que nos interesa como cuando elegíamos los caramelos de los gustos que queríamos y los que no quedaban aparte. 

Aunque hayamos visto millones de películas, no sabemos a qué sabe un beso hasta que lo probamos y descubrimos muchas clases de besos en relaciones distintas. Aunque sepamos, no conocemos hasta que probamos, hasta que nos abrimos a la experiencia, hasta que no arriesgamos.

Cualquier realidad o relación puede costarnos, darnos pereza, podemos tener mil reticencias pero sólo sabremos algo en la medida que seamos capaces de implicarnos en ello, de afrontar en ella nuestros miedos e inseguridades. Es verdad que una vez dentro de una realidad, situación, compromiso o relación es cuando nos damos cuenta de que valía la pena y no lo hubiéramos sabido de quedarnos simplemente a medias, mirando desde afuera y a distancia.  
 
En un mes madre e hija marchan a Perú a trabajar en el proyecto de campamentos del comedor que apoyamos. La hija quiere ver y hacer algo en la realidad que conoce a través de lo que le ha contado su madre, pero sobre todo por la huella que Perú ha dejado en la vida de su madre, en lo que la mueve y por lo que emplea sus vacaciones, su tiempo, sus conocimientos, energías e ilusión. 

¿Qué se puede hacer en medio de una reunión de viejos que aportan nostalgias, viven de lo  que siempre se ha hecho, sueñan con una realidad que no existe y quieren construir algo que no saben ni lo que es? Todavía no lo sé, pero me sumo a buscar con ellos, a ver cómo podemos hacerlo. No nos conocemos, no estamos unidos y partimos de bases diferentes. Será camino largo y nos tendremos que ir conociendo, descubriendo, pero es lo que hoy tenemos si queremos hacer algo más que lo que hasta ahora se ha hecho. 

En la medida que seamos capaces...