jueves, 3 de noviembre de 2011

moverse con el queso y disfrutarlo

 Los planes mejor trazados de los ratones y de las personas, a menudo se tuercen.
Robert Burns, 1759-1796

¿Quién se ha llevado mi queso? de Johnson Spencer es un libro que ha sido un éxito en los mundos de la autoayuda y los emprendimientos. Si alguien no leyó todavía que no pierda ocasión, está muy bien y siempre da pistas tanto en mundo personal como profesional. Habla de los cambios, de movernos con ellos, de manera didáctica y que todo el mundo puede entender así como verse reflejado. Es un cuento sobre el cambio que tiene lugar en un laberinto donde cuatro divertidos personajes buscan queso. El queso es una metáfora de lo que uno quiere tener en la vida, ya sea un trabajo, una relación amorosa, dinero, una gran casa, libertad, salud, reconocimiento, paz interior o incluso una actividad como correr o jugar al golf o quedar con un amigo. En el cuento, el laberinto representa el lugar donde pasas el tiempo en busca de lo que deseas.

El cambio es un hecho. Me había hecho una idea y se ha trastocado. Puedo elegir y elijo esta opción. Me toca moverme a mí. Uno de mis sobrinos tiene una infección, fiebre y males de este tiempo frío y otoñal, se tiene que quedar en casa, así que mañana no puedo quedar con mi amigo, tendremos que estirar nuestras ganas de vernos y esperar una semana más. Movernos con el cambio y disfrutar mientras lo hacemos. Así que mañana: a disfrutar de cuidar sobrino y a esperar con más ganas el encuentro con mi amigo.