lunes, 21 de noviembre de 2011

va de relaciones

Un hombre que acababa de morir llegó al cielo. San Pedro le sometió a un largo interrogatorio.
-¿Has amado nunca a una mujer?
-No.
¿Has amado a un amigo?
-No
-¿Te transmite ternura un niño?
-No, nunca.
-¿Has amado alguna cosa de la naturaleza?
-Tampoco.
San Pedro lo miró muy severamente y le dijo:
-Entonces…¿Por qué no has llegado antes?. !Hace mucho tiempo que estás muerto!

Es importante darnos permiso para sentir. 
Todas las emociones, incluso las desagradables, son necesarias.
Las emociones nos dan información valiosa sobre nosotros mismos.

Nuestra estabilidad emocional depende en gran medida 
de las relaciones que establecemos con los otros.

Es emocionalmente ecológico e inteligente escoger relaciones que nos
permitan crecer y ser mejores, en lugar de resignarnos a lo que la
genética, el azar o la cultura ha establecido como obligación.
Tenemos el deber de hacer limpieza de las relaciones 
que son ficticias, insanas y que no nos dejan crecer como personas.

Somos seres en constante construcción y 
constantemente nos estamos creando.
Nos construimos a medida que elegimos.