miércoles, 11 de enero de 2012

depende de cómo se mire

¿Cómo se explica que haya gente que lo consiga y otra gente que a pesar de todos sus esfuerzos fracase? El talento no es suficiente y con empujar no basta. Tampoco la suerte lo es todo. 

Clark Mostakas escribe que "el crecimiento de una persona puede producirse a través de la lucha, la agonía y el conflicto, al igual que por medio de la alegría, el amor o cualquier otra emoción". 

Muchas veces se habla de ganadores y perdedores, todo depende de cómo se mire. 

Cuando un ganador comete un error dice: 
Me he equivocado.
Cuando un perdedor comete un error dice: 
No ha sido culpa mía.
El ganador ataca el problema.
El perdedor da vueltas alrededor de él y no acaba por dejarlo atrás.
El ganador dice:
Soy bueno pero puedo ser mejor.Todavía me queda por aprender...
El perdedor dice: 
No soy tan malo como otros.
El ganador dice:
Me encantará hacerlo.
El perdedor dice:
No es asunto mío.
El ganador escucha.
El perdedor sólo espera su turno para hablar y a veces se queda esperando...
El ganador se responsabiliza de sus actos.
El perdedor culpa a los demás de sus problemas. 


Podemos seguir creciendo aunque ya hayamos crecido. No importa los años que tengamos, todo aquel que desea evolucionar, dejando atrás complejos, mediocridad y frustraciones, puede llegar a ser una persona adulta. Aquel que quiera, encontrará apoyo, herramientas y ayuda para ello. 


¡ No tengamos miedo a crecer !