viernes, 9 de marzo de 2012

escuchando, dialogando, aprendiendo...

Para llegar a donde deseas no basta con quererlo: hay que trabajarlo.

Toda la mañana de hoy haciendo entrevistas de cierre del curso. Una oportunidad genial de dedicar un tiempo a cada persona, de mirar a los ojos, de escuchar, estar en silencio, poner palabras y gestos a ese espacio de acompañamiento, darnos las gracias y demostrar el afecto, hablar y concretar por dónde avanzar, orientar el apoyo de los que tienen más dificultades, ver signos de esperanza. Cansada ahora por la mañana intensa pero contenta por cada persona, por cada encuentro, por cada oportunidad vivida. Por lo que allí compartimos y queda de cada uno, en cada uno de ellos y en mí.

Me alegra estar en lugares donde se mueve la vida, donde la gente busca, se hace preguntas, tiene dificultades y miedos y no le importa mostrarlos, reconocerse frágil. Todo un aprendizaje que muchas veces nos lleva toda la vida. Me gusta ser testigo de evolución, de cambio, de alternativas, de baches, de tiempos muertos, de oscuridad y de luz, de búsqueda. 


Me gusta enjugar algunas lágrimas, sostener las manos de quienes sienten que ya no pueden y acompañar el momento de los que quieren hacer algo más. He escuchado cosas bonitas, me han dicho cosas desde el corazón, sé que son reales porque intento vivirlas y trabajo a conciencia para hacerlas posibles y lo suyo me cuestan!!! Herramientas, habilidades, conocimientos pero también crisis, conflictos, dificultades y conocerme más y mejor cada día, para poner mi vida al servicio de mi trabajo, siempre me da buenos resultados, porque llego al corazón de cada persona, ese lugar en el mundo, muchas veces muy dolido, atemorizado, receloso, cansado, doblegado, que desea sobre todo ser querido, sostenido, mirado con ternura. Hay un misterio que yo no controlo y sé que no es sólo cosa mía, Otro y yo trabajamos juntos en ésto y en tantas cosas.... escuchando, dialogando, aprendiendo... de mí y conmigo, con la realidad, con cada persona, en la vida.

¡Gracias a la vida que me está dando tanto!