miércoles, 14 de marzo de 2012

gritaaaaaaaaaa

Esta canción me la regalo mi amiga Aitzi hace muchísimos años en una situación difícil y siempre es una de esas canciones que me gusta recordar, cantar y regalar a otras personas. A mí me ayudó en ese momento y me hizo reaccionar. Me encanta la letra y la energía que despliega. Hoy se la regalo a este lugar en el mundo acompañando el cuento de las cicatrices.