martes, 24 de abril de 2012

un atrapasueños

Un grupo con el que terminé un curso recientemente, me regaló un atrapasueños. Por si alguien no lo sabe, un atrapasueños es un adorno, un móvil hecho a mano, tiene un aro fabricado tradicionalmente con madera de sauce, una red floja en su interior y está decorado con diversos objetos (comúnmente plumas). Según la creencia popular, su función consiste en filtrar los sueños negativos de las personas, dejando pasar sólo los sueños y visiones positivas. 

Por eso no pude menos que sonreír y agradecer el poder de este pequeño detalle, algo tan pequeño con un significado tan grande. Algo que necesitamos recordar continuamente. Dejar pasar por el tamiz lo bueno, no dar más importancia de lo que tiene a lo malo, a lo que nos resulta difícil. Ojalá pudiéramos dejar en esa red todo lo que nos impide ser más felices cada día, en cada ocasión, y que nuestras esperanzas y sueños no se queden atrapados entre fantasmas y miedos. Ojalá seamos personas capaces de llevar adelante nuestros sueños, nuestra vida. Lo deseo para para mí, para cada persona que conozco en los cursos que imparto, para los profesionales con los que trabajo, para mi gente y para todas las personas que son parte de este lugar en el mundo.