jueves, 28 de junio de 2012

esa porción de imbancables

Haciendo buen uso del humor y esperando que nadie se dé por aludido porque nada más lejos de mi intención, pensaba que todos conocemos y tenemos una porción de gente imbancable en nuestra vida. Algunos más que otros, para desgracia personal. Esa porción está ahí y la gestionamos como podemos. Hay días que nos lo tomamos con humor y hasta les seguimos el juego; otros días, sin embargo, nos gustaría meterlos a todos en una nave espacial y mandarlos al espacio sideral a que se den una vuelta y si es posible no vuelvan. En ocasiones preferiríamos freezarlos a ver si congeladitos están más calladitos y los tenemos a raya. Ideamos auténticas películas en nuestra cabeza que si Steven Spielberg o Peter Jackson conocieran, bien podrían llevarlas a la gran pantalla. Ya que esta porción de gente es un porcentaje representativo, a veces más que preocupante y está en expansión, quiero dedicarles un espacio y reflexionar sobre lo que despiertan.

Todos, queramos o no, tenemos una porción de imbancables. Como diría Koldotxo con su particular humor: "Dios los cría, ellos se juntan y el viento los arremolina". Algunos vienen ya con nosotros desde hace años, otros se nos van pegando por etapas y momentos, hay pesados de un día, otros seguro que están por llegar. Algunos no ejercen plenamente su derecho, lo ejecutan parcialmente, otros son auténticos profesionales y llevan experiencia demostrada y validada por el entorno. Hay de todo tipo y condición. Puntuales, esporádicos y atemporales. Desde esa gente que se te prende y no sabés cómo hacer para despegarte hasta esos que son para pequeñas dosis (y a veces ni aún así).

Están los que sacan punta a todo y por todo. Los que llegan de repente caídos de no se sabe qué guindo y como un rayo te provoca querer salir por patas en cuanto lo ves venir. Ese o esa que deseás con todas tus fuerzas que no te haya visto y esperás que ese magnetismo que habitualmente desprendés esté por una vez bien centrado y esta persona de turno en cuestión no se percate, no se le ocurra acercarse y siga su camino. A veces funciona, otras toca aguantarse. Hay días que no son tu día y parece que son los días estrella que estos imbancables hacen su aparición estelar. Justo el día que querías borrarte con tinta invisible, que saliste un minuto, que llegás tarde, que andás a tus cosas, con esos pelos de loca, que sacaste un rato en paz, que no querés que ... esos días, estos personajes es cuando más brillan, parece a propósito, ¿será así?

Esas personas tienen algo en común, no sabemos dónde se forman ni quién les educa, pero desarrollan habilidades y destrezas que dan más ganas de mandarles a tomar por saquina o por c..... [esa palabra que tanto le gusta a Juan....] Sí, sí, son esos que tienen un don especial para la inoportunidad: aparecer cuando más molestan, cuando tenés poco tiempo y querés irte y cerrar, cuando estás baja de defensas, cuando no das más... Otros desarrollan una habilidad especial metomentodo, donde nadie los llama y cuando nadie les ha pedido opinión, auténticos profesionales. 

Son un plaga, un peligro público que se camufla en la piel de ciudadanos aparentemente normales y corrientes y hasta con cara de yo no fui. Pueden estar esperando en la parada el bus y querer darte charla sin parar, oler a chivo de lo lindo en un negocio o en tu curso de baile y en cualquier ronda te toca bailar y agarrarlo de la mano provocándote el asquete ese que te entra cuando lo tenés enfrente o sudoroso al lado. Pueden equivocarse continuamente al escribir tu nombre o tu apellido aunque se lo deletrees y les des todas las facilidades del mundo. Pueden estar en cualquier mostrador como empleados públicos que se están ganado a pulso el premio de tarado del mes y progresar en el puesto sin necesidad de incentivos, les sale solo. Pueden venir y contar esos chistes que no hacen gracia o ponerse a decir estupideces o despachar su ironía agresiva que no vienen a cuento. Están más de una vez en la cola del supermercado, en los cines y teatros, en la entrada de museos de ciudades con glamour (que bien podrían poner entre sus normas la prohibición de su entrada). Pero no, no, cada vez se supone que somos menos excluyentes (¿en serio?) y tenemos que tolerarlo todo (¿todo?). Ahí tenemos a los revienta reuniones, los que ven todo mal, los que están en contra de cualquier cosa, los que están peor que iglesia abandonada porque no tienen cura... Los maniáticos del orden y la limpieza, los rebuscados en cualquier tipo de relación, los que se complican la vida y amargan la de los demás, los que quieren organizarte la vida, los que no escuchan y no saben dialogar, los que hinchan las pelotas sin remedio, porque son así, les debe venir en los genes. Habrá que ver al resto de su familia, ¿de quién lo habrán heredado?

No pensemos en seres extraños y lejanos, no, no, los conocemos todos, son de nuestra familia, a veces pertenecen a esa especie que tenemos por pareja y otras son esos bichitos diminutos que llamamos hijos. Abundan entre suegras y suegros, cuñadas o cuñados (que también los hay), en la familia propia o la añadida, dicen que algunos son especialmente radioactivos. Hay hermanos y hermanas que la gastan de lo lindo haciéndose cargo, por lo que en ocasiones, sí es bueno ser hijo o hija únicos.  Pero la cosa no termina ahí, pueden estar y ser también amigos incluso buenos amigos, esa panda de gente que tiene sus cadaunadas, que por  misterios de la vida uno quiere (y mucho) a pesar de todo y otras veces se pregunta por qué era que éramos amigos. Pero hay más. Están ahí entre los jefes y las jefas, también entre las y los compañeros de trabajo, tendría que contemplarse una cláusula de peligrosidad con el aumento de sueldo correspondiente teniendo en cuenta los riesgos laborales que conlleva. Lo peor es que son parte del gobierno, sin comentarios que nos amargamos y a más de uno lo votamos, así que a lo hecho, pecho. sólo les deseamos otra panda de ciudadanos reivindicativos de esos tocapelotas que se lo recuerden y salgan a las calles y a través de todas las plataformas cívicas y online posibles manifiestan sus deseos de una sociedad mejor. Y nadie dice nada de los vecinos y habitantes del barrio como de esos que ya les hacemos bastante vudú como son cualquiera que llame de una compañía de seguros, de internet o telefonía móvil y de esos que tocan el timbre a cualquier hora con promesas mesiánicas apocalípticas como si no hubiera más gente en el edificio. 

Ha habido siempre y habrá, proliferan también en estos tiempos y no sólo no están en peligro de extinción sino que están en todas partes, en todos los ambientes, desde los más sanos hasta los más contaminados, y una se pregunta cómo no los revolea por el aire, cómo todavía los juegos de lanza bolas no llegan más allá de las pantallas, cómo una es capaz de aguantar para no tirarles la tablet, el Ipad, o la pelotita del PinBall en la cabeza. 

https://fbcdn-sphotos-a.akamaihd.net/hphotos-ak-snc7/376389_246733448771666_282285111_n.jpgHay distintos métodos, más o menos eficaces, más o menos pacíficos: pegar un corte o más de un toque de atención, mantener la técnica del disco rayado repitiendo lo mismo más de una ocasión, hablando claramente o con un gran silencio mantenido, guardando las distancias o soportando las consecuencias de la cercanía. Querernos más o querernos menos. En todo caso con más humor que rabia, con inteligencia y queriendo avanzar. Los hay que tiraron masitas desde el piso 17 en una merienda cualquiera (Nico ¡te extraño!) Otra vez alguien lanzó por la ventana el pañal con caca de su hijo y tuvo sus efectos contundentes porque captaron el mensaje. Alguien explicó por triplicado que no se había cortado la llamada sino que había colgado el teléfono y recién ahí se dio por aludido el llamante. Más de una vez se ve gente dialogando y escuchando, creciendo con sus diferencias y buscando puntos de encuentro y acercamiento.

Aún así, hay ciegos y sordos, hay quienes no cambian y no se quieren enterar por más que hablemos y digamos, son los que nos llevan de la realidad a la ficción en milésimas de segundos, quienes sacan a todo color los personajes que llevamos dentro: al demonio de Tazmania, el correcaminos, coyote, el súperagente86, la pantera rosa y hasta el increíble Hulk. Podemos pasar por todos los estados y volver después a nuestro ser, qué cosa fantástica... sí, sí, Montes, también bárbaro, estupendo.

Una advertencia: esto se contagia y también podemos ser nosotros, está más que comprobado. Nadie escapa a letal virus que sólo lo salva una buena crítica y poner más dosis de amor y humor. 

Me gustan más otro tipo de porciones, por ejemplo las de pizza y las de torta, pero ya que en más de una ocasión me encuentro con ese porcentaje de pesados y pesadas, ya que en ocasiones también yo formo parte de esta porción de imbancables, gracias a quien sacó humor de todo ésto e hizo una canción que junto una cerveza todo es más llevable, jaja....


las vueltas de la vida

http://4.bp.blogspot.com/_3bJK2vZk0Bo/R8NL72T3IeI/AAAAAAAAAAU/tVwVKL7JagU/s320/no%2Ble%2Bdes%2Bmas%2Bvuelta.gifNos conocimos en el año 1997, que lo recuerdo como un gran año. Nos volvimos a ver los veranos siguientes y compartimos unas cuantas horas. En el 2001 nos encontramos en Sevilla, justo el día después de los atentados de las torres gemelas. Todos estos años, la vida nos llevó por caminos bien distintos y gracias a esas vueltas de la vida y amigos comunes este viernes nos vamos a volver a ver. 

Qué alegría cuando la vida nos regala ocasiones de volver a juntarnos con gente que una vez fue significativa. Después de once años una nueva oportunidad nos vincula.

Gracias Enrique y hasta mañana!

miércoles, 27 de junio de 2012

¿qué te duele?

Alguien a quien aprecio por sus sabiduría popular y su calidez suele decir que para hablar diez minutos, es preciso saber escuchar tres horas con simpatía. Nos parece impensable para la inmediatez de nuestars vidas. Sin embargo, escuchar no es cosa natural, tenemos dos oídos sí y decimos que oímos, pero la escucha tiene que ver más con una actitud genuina, de ir más allá, de no estar sólo físicamente delante de alguien. Somos kamikazes de la comunicación en muchísimas situaciones, no callamos, no dejamos espacios ni silencios, enseguida invadimos al otro con nuestras historias, interrumpimos cuando habla, andamos con la cabeza en mil cosas que no nos centran a lo que estamos... A todos nos cuesta escuchar pero podemos aprender a hacerlo mejor cada vez que empezamos por escucharnos a nosotros mismos primero. A veces estamos con otros cuando necesitamos estar a solas y darnos esa cuota de descanso que empieza con nuestra escucha sincera. A veces estando con otros seguimos a lo nuestro y no nos abrimos al encuentro del que ahí tenemos oportunidad.

Ale Llorente me contó una vez que cuando iba gente a charlar un rato, él solía preguntar ¿qué te duele? no porque él sea médico e iba a saltar enseguida con una receta sino porque conoce bien lo que pasa en los corazones y esa necesidad que tenemos tantas veces las personas de hablar de lo que está moviéndose por nuestros adentros y que alguien nos dé ese espacio para poder hacerlo. No con cualquiera es posible ni recomendable pero sí  buscarlo, propiciarlo, hacerlo posible, sobrepasar esta lógica del quedarnos viviendo mal y pronto y a medio gas con mirada superficial.

No da igual, necesitamos largarnos a hablar y necesitamos que alguien lo reciba y nos escuche. Que alguien no se asuste de nuestras debilidades y dolencias y nos consuele y nos dé una caricia que nos sirva de aliento o sea un pinchazo que nos haga saltar y despertar. Sabemos que esto hace nuevas todas las cosas. Una buena porción de hablar y soltar, de que nos escuchen y nos quieran un ratito así como favorecer que otros puedan sentirse escuchados y puedan volver a sus vidas con más fuerza es un gran regalo gratuito que necesitamos vivir y que otros vivan. Nos sobran abrazos para dar y regalar y para eso debemos estar dispuestos a recibirlos y dejarnos querer. Ese es el verdadero rescate que como sociedad necesitamos, saber que no estamos solos y que para alguien somos importantes. 

esa dinámica de hacerme amiga

La cosa empieza con una danza. Tranquila, Flor, que no retomé las clases, jaja... sino te hubiera avisado e íbamos juntas... ¡Qué clases aquel año arriba de Babieka! Anoche ví algo en el suelo y era de mi planta que se volvió más grande y hermosa, ahora está en fase de soltar, de dejar lo que ya no necesita. Anoche desechó eso que la protegía para que naciera una hoja nueva. Lo agarré y lo tiré sin evitar pensar que eso ya había cumplido su función y ahora tocaba otra cosa, lo mismo que siento yo en estos momentos. No puedo darle muchas palabras porque no pretendo agarrar este tiempo sino vivirlo con todas las emociones que vienen añadidas. Me lo recuerdo a mí misma a medida que lo vivo: es tiempo de seguir saliendo del cuadrado, despertando al cambio y viviéndolo con lo que va trayendo. Un cambio más, más retos, interrogantes, esa oportunidad para el crecimiento. La evidencia de que algo por dentro aunque no sé cómo será está habitado de transformación. Y en este tiempo, como esa hoja protectora de la planta, se caen los resguardos para dar lugar, para que sea posible otra cosa. 

Pero entran en juego mis resistencias, por aceptado que el cambio pueda ser, no deja de poner patas arriba otra vez todo. Cambio y resistencia son esas dos caras de la misma moneda, se puede comparar con esa lucha de la muerte y la vida entre sí. Los que saben de ésto dicen que la solución óptima está en la integración de ambas fuerzas asociadas al cambio en forma equilibrada, a los que saben de ésto habría que decirles que queda muy lindo el discurso pero en la práctica cuesta mucho más. No todo depende de la voluntad sino de cómo vivimos esos tiempos y que nos animemos a vivirlos.

http://blogintegralmente.files.wordpress.com/2011/06/la-vida-cambia.jpgLos cambios a todos nos generan diversidad de sentimientos y nos movemos en mares en los que hay que aprender a nadar para no ahogarse. Nuestras resistencias y miedos siempre andan pululando por ahí y son ese mecanismo de preservación que nos alertan, a veces más de la cuenta, si les damos mucha bola y no sabemos manejarlo. 

Gestionar la resistencia that is the question: navegarla, estar en danza con ella, a veces practicamos judo y boxeo porque no sabemos cómo corno encajarla; otras veces, con más calma, nos dedicamos a explorarla, reconocer su legítimo derecho a existir y expresarse; a veces la revolearíamos por el aire porque queremos darle caza y vencerla: romperla, bloquearla, evitarla, minimizarla...  


“La resistencia al cambio no se vence: 
se trabaja, se diluye con diálogo comprometido y sincero” (Hafen)  

Hace tiempo descubrí que si entro en esa dinámica de hacerme amiga de mis resistencias, la cosa va más fluída y aunque no deja de ser jodido, algo ya cambia. Escucharlas, es una valiosa oportunidad de obtener información valiosa y real en mis procesos de cambio, para acompañarme mejor y saber qué puedo y no puedo hacer a cada momento, qué necesito aprender aún y qué me está bloqueando. Para que el cambio se convierta en un factor de crecimiento, aprendizaje, es necesario que ambas fuerzas interaccionen, entren en diálogo y conflicto y después logren integrarse. No sé cuándo pero ya llegará, también necesito esa paciencia que sabe esperar, lleva su tiempo...

martes, 26 de junio de 2012

las razones del corazón

Había dicho que no iba a ir a una charla que daba hoy, sin embargo, más que por la charla fui por cariño. No es que sean más importante mis razones pero aunque las sostengo, elegí otra cosa, le dejé ganar al corazón, que muchas veces llega más allá que las razones.  

http://2.bp.blogspot.com/_tYtZoweKEAY/Sw2eZGcedlI/AAAAAAAAESk/UYmq2NAVB84/s400/puente+de+madera.jpg
Empecé a recordar todo lo que hizo por mí hace tiempo y que en parte, gracias a eso y a mi elección, estoy hoy donde quiero estar. Aunque nuestras diferencias son hoy más que evidentes y hasta es bueno que seamos diferentes, en muchos momentos estamos en puntos contradictorios difíciles de conciliar. 

Hoy ganó el corazón a pesar de nuestros desencuentros. Dicen que las razones del corazón la cabeza no las entiende y que podemos ir a donde el corazón nos lleve sin olvidarnos del cerebro. Ambas son verdad y tienden puentes porque no están reñidas con el cariño. En estos momentos damos más pasos que en otros no conseguimos. Me gustó haber ido, también la charla. Le gustó que hubiera ido y sé que por todo lo que ha pasado, valoró más el gesto. Igual no cambia nada pero fuimos capaces de dar un paso.
http://cdn2.letsbonus.com/list/13401856833693-0.jpg Cuando ví esta foto pensé: ¡¡yo quiero eso!! y eso que soy más de ciudades y montañas que de aguas y tumbing playero pero esta foto me conquistó... Refleja ese descanso que necesito, ese soltar y descargar que tengo ganas. Siento dar envidia a quienes en esta época entran en el invierno y deseo que tampoco les falten buenos momentos sacándole partido a ese clima que invita más a juntarse: dormir cucharita, ropa de abrigo, manta y sofá,  chocolate caliente, lindas mateadas y cafecitos, recetas propias de ese tiempo que da también lugar a otro tipo de ocio y encuentros.

Hace poco alguien me contaba lo genial que es pegarse esos madrugones que te permiten disfrutar de la mañana y le contestaba que yo que depende del día, ese día en cuestión yo había hecho todo lo contrario, dormir a pata suelta y recuperar esas horas robadas al descanso durante días. Una amiga y yo hablábamos de qué plan hacer el próximo fin de semana y entre otras cosas, sugería que vayamos a ver amanecer, yo más noctámbula, le ofrecí quedarnos hasta que el cuerpo aguante, en todo caso ir de empalmada, porque es más fácil que madrugar y estar todo el día  sosteniéndonos las pestañas, no sé qué haremos, a lo mejor ni lo uno ni lo otro porque caemos rendidas después de la charleta o los cansancios acumulados, ver venir, divertido de todas maneras. Hace unos días otra amiga se fue a un parque de esos que hay espectáculos y animales, me contaba que se divirtió, sobre todo descubriendo el mundo a través de los ojos de su ahijada y lo mejor es que se olvidó del teléfono y desconectó totalmente. Qué maravilla, esa sensación es genial y es la que menos me cuesta en tiempo de descanso, olvidarme de toda tecnología y sencillamente vivir prescindiendo de todo esto que tan vital resulta el resto del año.   

Cuando podamos, busquémoslo. Donde estemos y donde podamos. A la hora del día que mejor convenga. Solos o acompañados, hay tiempo para todo. Que no nos falten momentos de descanso, los necesitamos.

lunes, 25 de junio de 2012

  «Carpe diem»
«...el día de hoy no se volverá a repetir. 
Vive intensamente cada instante, 
lo que no significa alocadamente, 
sino mimando cada situación, 
escuchando a cada compañero,
 intentando realizar cada sueño positivo, 
buscando el éxito del otro, 
examinándote de la asignatura fundamental: el Amor. 
Para que un día no lamentes haber malgastado egoístamente 
tu capacidad de amar y dar vida».

                                          Club de los poetas muertos

 https://fbcdn-sphotos-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash4/247173_218031494883567_2326249_n.jpg

 La vida es la gente con la que compartes y las cosas que creas con ellas.
¡Sal y empieza a crear!

domingo, 24 de junio de 2012

en clave de oportunidad

Fui a los bosques porque quería vivir a conciencia
Quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida
Dejar de lado todo lo que no fuera la vida
para no descubrir, en el momento de la muerte, que no había vivido.
Del Diario de las reuniones del «Club de los poetas muertos»

Dicen que la vida es lo que pasa cuando nosotros andamos entretenidos en otras cosas, y es cierto porque en muchas ocasiones, estamos más pendientes de lo que no tenemos, vivimos pensando en lo que nos falta, en lo que no se nos da, restando energías en vivir lo que sí tenemos y podemos hoy con quienes tenemos alrededor. Muchas veces perdemos oportunidades por lo que no nos animamos a vivir, otras veces lo vivimos a medio gas sin ser muy conscientes, otras somos tan conscientes que queremos exprimir hasta la última gota para no arrepentirnos de no haber vivido. Los que me conocen saben que yo pertenezco a éste último grupo de personas y me identifico con estos versos que abren este escrito y que resumen lo que este curso reflexionamos en el grupo de los viernes de cada mes con Manuel. Yo no fui a los bosques porque quería vivir a conciencia pero sí encaminé mis pasos y opciones a un lugar en el mundo en el que decidí entregarme a fondo. Cada vez más consciente y corriendo los riesgos necesarios que hacen que una esté en la vida despierta y haciendo lo que quiere y queriendo lo que hace. 


Hoy en un día de terminar esa etapa que empezó hace cuatro años. Una etapa habitada por personas concretas, grupos y mucho tiempo invertido y regalado. Hoy es un día de cierre y despedida. Con serenidad y alegría, agradecida por haberlo vivido y con esperanza por todo lo que queda que es frágil y con necesidad de cuidados, pero con la confianza que ahora les toca a otros continuarlo.

Cada vez me hago más consciente de que buena parte de la vida consiste en aprender a despedirnos. Ahí es donde notamos lo que vamos aprendiendo, cómo nos estamos llevando con la vida, a medida que nos abrimos a lo nuevo y lo habitamos o cuando nos despedimos de lo que se termina o decidimos dar por terminado.

Heredé de mis papis la manera de mirar la vida de manera más amplia y con sentido del humor. Al fin y al cabo todo llega y todo pasa, somos sólo un capítulo dentro de una obra que es más amplia que nosotros, una obra y una historia que nos preceden y exceden. El mirar hacia atrás y celebrar lo elegido y por lo que he apostado, las personas conocidas en estos cuatro años y las experiencias vividas en cada grupo y espacio. Para mirar ahora de frente y agradecer hasta el dolor sentido y sufrido, a quienes me han hecho llorar y enojar, a quienes me criticaron y dieron la ocasión de conocerme mejor y seguir creciendo. Sí, es una suerte que haya personas a mi alrededor, cercanas o no, que me cuestionen, me den la posibilidad de cambiar, de evolucionar, de sacar lo mejor y, algunas veces, lo no tan bueno. Todo eso soy yo, constituye mi potencial y descubro que es valioso porque puedo vivirlo. 

A unas cuantas personas de mi alrededor no les gusta que hable de despedidas, se revuelven cada vez que lo hago, sin embargo, sé que aunque molesta y sin pretensión de machacar a nadie, es natural expresarlo. Sé que somos capaces de vivir los encuentros y las despedidas que nos tocan como aprendizajes. Dolorosos inicialmente porque hemos tenido la posibilidad de conocernos y nos cuesta dejarnos. Constructivos en la medida que nos hacen mejor personas y si estamos atentos, compañeros de camino, con quienes decidimos, en cada tramo que recorremos.

Cada vez estoy más convencida que todo llega en el momento que tiene que ser porque seguramente en otros no estaríamos preparados para vivirlo. Nos ayuda a entender y a saborear la existencia con más precisión, con más delicadeza, más finura. Querer vivir en clave de oportunidad nos permite llegar a despedirnos sin nostalgia, viviendo en cada tiempo lo que decidimos vivir, mirar la vida como lo hacen los niños, con sorpresa, curiosidad, alegría. Pido a Dios que sigamos mirando la vida, en clave de oportunidad y crecimiento, que él nos regale todo lo que cada uno necesitamos.

lo prefiero ahora...

1. Prefiero que compartas conmigo unos pocos minutos ahora que estoy vivo,y no una noche entera cuando yo muera.

2. Prefiero que estreches suavemente mi mano ahora que estoy vivo, y no que apoyes tu cuerpo sobre mí cuando yo muera.


3. Prefiero que me hagas una sola llamada ahora que estoy vivo, y no emprendas un inesperado y largo viaje cuando yo muera.


4. Prefiero que me regales una sola flor ahora que estoy vivo, y no que me envíes un hermoso ramo cuando yo muera.


5. Prefiero que elevemos al cielo una oración ahora que estoy vivo, y no una misa cantada y celebrada cuando yo muera.


6. Prefiero que me digas unas palabras de aliento ahora que estoy vivo, y no un desgarrador poema cuando yo muera.


7. Prefiero escuchar un solo acorde de guitarra ahora que estoy vivo, y no una conmovedora serenata cuando yo muera.

8. Prefiero que me dediques una leve plegaria ahora que estoy vivo, y no un poético epitafio sobre mi tumba cuando yo muera.
 
9. Prefiero disfrutar de los más mínimos detalles ahora que estoy vivo, y no de grandes manifestaciones cuando yo muera.

 
10. Prefiero escucharte un poco nervioso diciendo lo que sientes por mí ahora que estoy vivo, y no un gran lamento porque no lo dijiste a tiempo, y ahora estoy muerto.
 

Decálogo anónimo que hace referencia a la importancia de la comunicación y el acompañamiento, pero siempre en vida.

sábado, 23 de junio de 2012

vive tus oportunidades

Entiendo que esta frase pueda incomodar a más de uno que la lea. Más allá de estar a favor o en contra, me limito a presentarla como una realidad que tiene que ver con lo que podemos vivir hoy. 

Haciendo o dejando de hacer algo estamos eligiendo, la posición que tomamos en una relación es ya una decisión. El estar o no estar, el permanecer o desaparecer, el expresar o el guardar silencio... Todo un conjunto de acciones que optamos según la situación y la relación. No hay respuestas y conductas que valgan ni en todos los momentos ni con todas las personas, afortunadamente, porque sino seríamos máquinas y nuestra inteligencia da para mucho más, si queremos usarla y afinar más en relación con los que tenemos alrededor y nos importa.

Conozco personas que siempre tienen excusas para no hacer lo que en verdad quieren, siempre hay motivos por los que justificarse, quejarse, decir que tienen que empezar de una vez pero no acaban de arrancar y dar forma a cambios deseados, con el añadido coste de pérdida de energías, sentimiento de fracaso y frustración y pérdida de oportunidades reales de vivir. No acaban de distinguir ni optar por lo que realmente importa y no se la juegan aunque dicen que sí están por la labor. 

A la mayoría nos cuesta expresar lo que sentimos, a unos más y a otros menos. Decimos que ya se sabe pero a veces no alcanza con saberlo de una vez para siempre, necesitamos actualizarlo, decirlo y escucharlo. Hay personas más expresivas que otras y cada una a su manera y con sus modos, tiene que encontrar transmitir lo que siente. Hay personas que dicen querer mucho a otras pero nunca lo han manifestado ni demostrado. Lo cierto es que en esta vida no podemos dar nada por supuesto y lo bueno de hacerlo explícito en más de una ocasión obra auténticos milagros.

Abrir el corazón a los sentimientos y verbalizar nuestras emociones nos permite descansar y entablar relaciones más cercanas con los demás. Creamos puentes y acortamos caminos cuando nos mostramos, nos hacemos más blanditos cuando somos capaces de darnos a conocer, de comunicar lo que está vivo en nosotros, bien porque es doloroso o nos preocupa, bien porque nos da alegría, ilusión o es el simple deseo de poder contárselo a alguien que nos importa. Sincerarnos y asumir lo que nos pasa delante de otra persona puede ser un descanso, un bálsamo para esos momentos en los que sentimos cierta soledad y puede ser una oportunidad de achicar distancias y afianzar ese vínculo. Eso mismo que hace nuestra charla telefónica a la tarde o ese mate entre amigos, como hace muchos años era el quedarnos en la escalera del edificio hasta las 11 pm y actualmente es más la charla electrónica que nos acorta la distancia compartiendo el blog y tantas otras cosas... Tantas ocasiones cotidianas que son un regalo y si no las vivimos pasan y se pierden.

Las oportunidades hay que buscarlas y propiciarlas
sino siempre tendremos excusas que nos resguarden 
para no hacer lo que queremos.

Ya dice un refrán que el quiere hacer algo encuentra el modo y el que no siempre se excusa. Es verdad que Lo que no se da se pierde, se lo pierde el que lo omite, el que lo podría recibir, se pierde esa oportunidad de vivir y sabemos que las oportunidades no vuelven, en todo caso habrá otras, pero ya no son las mismas. En muchas ocasiones postergamos, damos mil vueltas y rodeos para cosas que son mucho más sencillas, boicoteamos y echamos a perder lo que sí está en nuestras manos ahora y nos jugamos en contra a costa de nuestra felicidad pequeña, real y concreta que es posible hoy, sea o no el momento mejor para hacerlo, pero es el nuestro, el que hoy tenemos, si queremos.

viernes, 22 de junio de 2012

mi oportunidad: un tren que pasa hoy

 http://2.bp.blogspot.com/_aljwRgLGDWI/TJswba8f_kI/AAAAAAAAAWM/bjQLqWT-_u4/s1600/conflictos+familiares.jpg
 “Los sentimientos no expresados se convierten en resentimientos” decía Antonio Gala y si hemos vivido ésto sabemos que es verdad. Hoy en día que sabemos más de lo que nos repercuten nuestros silencios y el no tomar las riendas de nuestra vida en tantas ocasiones, quizás debamos empezar por desaprender esas omisiones que nos relegan en un lugar pasivo, seguro y discreto, en paciencia, para ocupar el lugar que nos corresponde abordando las dificultades y los conflictos que nos surgen. Si empezamos por saber qué nos ocurre y seguimos por nombrar nuestros sentimientos personales podremos avanzar en lo que la psicología llama gestionar adecuadamente nuestros problemas de convivencia y relación.

Nuestras relaciones están hechas para el diálogo, nunca el monólogo. Y, por lógica, toda relación crea un entramado de puntos de vista, de sentimientos, de intereses... un mundo muy complejo con el que nos aprendemos a mover a medida que lo vivimos, a medida que somos conscientes y queremos abordarlo para vivirlo lo más sanamente posible. El problema lo tenemos en el modo de solucionar los conflictos. La evitación de conflictos de manera continuada a lo largo del tiempo suele generar nuevas hecatombe y problemas que se van quedando guardados, acumulados, sin airear ni resolver, perjudicando única y exclusivamente a los que pudiendo hacer otra cosa deciden callarse y no hacer cosas distintas a las acostumbradas. Quizás son después de los que más se quejan pero también los que menos reconocen que tendrían que probar otros caminos que por lo que les cuesta no deciden abordar.

Los conflictos no se esconden, pero tampoco se rebuscan. No se silencian mirando en otra dirección, ni haciendo como sino pasara nada, pero tampoco se exageran convirtiéndolos en “lo único”. Simplemente se han de “integrar”. Integrar significa reconocer que tengo tanto interés por tu bien como por el mío. Que deseo conocer tu posición del mismo modo que deseo que conozcas la mía. Claro, si es que en verdad quiero ésto, si es que no, no sigas leyendo.

La decisión empieza en cada uno, en querer hacer algo con lo que vivimos y hacernos responsables únicos de nuestras decisiones. Si hablo, asumiendo lo que hablo, cómo lo digo y lo que mi respuesta incide hoy en construir el presente y poner bases para el futuro. Si me callo, asumiendo las consecuencias presentes y posteriores de mi silencio. Ambas respuestas y otras opciones, afectan en el presente y el futuro de nuestras relaciones. Mañana puede ser tarde y mi oportunidad como un tren que pasa puede que quizás ya se haya ido y no vuelva. La decisión es nuestra y tiene que ver con lo que nos importa de verdad y lo que queramos construir desde hoy.

23 junio, una noche mágica

http://www.grupomazantini.com/festivales/seguidilla2009/badajoz/grandes/badajoz04.jpg 
¡Hoy no es noche de dormir, 
es la fiesta de San Juan! 
 ¡Qué viva la danza 
y los que en ella están 
en la noche de San Juan! 
 (La dama del Alba - Alejandro Casona)
 
Entre el 21 y 24 de junio en el hemisferio norte es cuando se alcanza el día más largo del año, rodeado de un mágico ambiente de alegría, entusiasmo y optimismo porque empieza el verano. La noche de San Juan es una de las noches con más encanto del año y más recordando que hace once años esperábamos con especial ilusión y alegría el nacimiento de Marta, la hija de mi amigo Luis, que llegó el día 24. Chicos, ¡¡Marta va  a cumplir 11 años!! ¡¡Qué rápido está creciendo... cómo pasa el tiempo!!

La Noche de San Juan es una festividad de origen muy antiguo ligada a encender hogueras o fuegos para celebrar la llegada del solsticio de verano en el hemisferio norte. Para los cristianos es la fiesta de Juan el Bautista, por eso el nombre de la fiesta. Actualmente es una festividad que se celebra en muchos puntos de Europa, aunque está especialmente arraigada en España, Portugal, Noruega, Dinamarca, Suecia, Finlandia y Reino Unido. Hace poco leí que también en varios países de Sudamérica. 
Antiquísimas tradiciones y leyendas españolas narran esta noche. Innumerables son los rituales en torno al fuego, propios de la Noche de San Juan, que se conmemora la víspera del 24 de Junio. El 23 de junio (noche de San Juan) es motivo de reunión y fiesta, además de saltar las hogueras o simplemente estar allí mirando reunidos con familiares y amigos.
http://albherto.files.wordpress.com/2011/06/24116-821-550.jpg
Los polacos lanzan linternas chinas con motivo de las celebraciones de la Noche Kupala (noche de San Juan) en Poznan, Polonia. En Inglaterra, una imagen recurrente en estas fechas es ver la cima de las colinas de Cornualles en llamas. Ni cortos ni perezosos, los ingleses llevan consigo guitarras y violines y gustan de improvisar a la lumbre. Stonehenge, el famoso enclave neolítico, cada 24 de junio se desborda con miles de turistas y druidas. En Suecia llama la atención la ausencia de hogueras. En su lugar, plantan un poste en la tierra, lo decoran con hojas, flores y cintas y bailan tomados de la mano al son de canciones tradicionales. El resto del día y noche transcurre entre familiares y amigos, coronas de flores, arenque en escabeche y mucho alcohol.  
En España no hay rincón del mapa que no viva a su manera esta fiesta. Hoy en día, en la mayoría de barrios, de pueblos y ciudades juntan montones de muebles viejos que no hacen falta, trozos de madera, cartones, ramas, apuntes que estudiantes se deshacen con alegría una vez acabado el curso académico... para luego quemarlos. Basta con amontonar todo, prenderle fuego y esperar a que sea la hoguera más grande de todas. Una vez conseguida la altura máxima se intenta reducir su tamaño para comenzar a saltarla.
Las hogueras de Alicante, declaradas de interés turístico nacional, con madera y cartón en forma de muñecos o ninots, satirizan las malas costumbres de la gente. Se colocan en las calles tres días antes y se queman durante la cremá. En Cataluña La nit de Sant Joan es espectacular, grandes hogueras por todas las calles de ciudades y pueblos y sobre la arena de sus playas. Muchas personas aprovechan las cálidas temperaturas estivales para darse un baño nocturno a la luz de la luna. Las hogueras se suelen acompañar de verbenas en casi todos los lugares, donde los grupos de amigos se reúnen para cantar, bailar y reír bajo guirnaldas de farolillo. Durante esta noche se lanzan fuegos artificiales en Badajoz y en más de una ciudad que a la tradición se suma el comer panes y pasteles especiales con motivo de la fiesta. En Menorca, Sant Joan tiene un carácter muy especial ya que la celebración tiene un cierto aire medieval, donde se desfila al son de la música popular montados a caballo. En San Pedro Manrique, Soria, tiene lugar El paso del fuego, donde los más valientes cruzan descalzos las brasas de la hoguera, afirman que el secreto está en pisar con mucha fuerza para detener la combustión. Burgos no se quema pero con sus hogueras sí calienta motores para sus fiestas de San Pedro. 
En Navarra, montones de pueblos, celebran sus fiestas patronales. En Torralba del Río se escenifica la captura de Juan Lobo, legendario bandido medieval, y los cofrades de San Juan interpretan el Baile de la Balsa. En Zugarramurdi, el mítico akelarre en las cuevas nunca falta como tampoco las brujas que bailan al compás de la txalaparta hasta que aparecen los zanpantzar haciendo sonar sus cencerros para ahuyentarlas. Pamplona, este año, además de hogueras en los distintos barrios, hará una apertura nocturna especial en las murallas ambientada con la luz de velas. 
Distintas tradiciones que manifiestan la cultura de cada lugar y siguen dando ese toque mágico a esta noche de San Juan. ¡Buen comienzo del verano!
http://comunidad.laopiniondemalaga.es/servicios/galeriasMultimedia/media/28623/imagenes/1308906735750_efe_20110624_002128.jpg

una gran aventura

AMARSE A UNO MISMO
ES EL COMIENZO DE UNA AVENTURA 
QUE DURA TODA LA VIDA
(Oscar Wilde)

jueves, 21 de junio de 2012

valora la vida: es maravillosa!!!

Una de las características de nuestra condición humana y para la que poseemos una particular destreza, es la de hacer complicado lo sencillo. Qué lastima que perdamos tanta energía en pelear contra nosotros mismos y complicarnos la existencia. 

Hoy ni crisis, ni marrones, hoy vamos a aprender de la gente realmente valiente a valorar la vida y a vivir mejor.

miércoles, 20 de junio de 2012


aprendiendo a querernos bien

Ayer recibí un correo con un montón de sencillas verdades que escribe la Red Asís. Más o menos todos nos identificamos en ellas y se resumen en ese deseo que hay en el corazón humano: queremos querernos bien. Nuestra realidad cotidiana nos muestra la dificultad que conlleva vivir ese deseo de bondad, a veces incluso cuando jugamos en contra de lo que verdaderamente sentimos o decimos que queremos. Uno mi reflexión a sus palabras y la comparto en este rincón donde unos cuantos nos encontramos virtualmente.

Queremos querernos pero nos alejamos por pequeñas ofensas, envidias, rencores. Quisiéramos querernos bien, amarnos para toda la vida, pero a veces los desencuentros y las dificultades son demasiado dolorosos. 

Queremos querer bien, por lo menos a los de casa, aceptar, confiar, entregarnos y gozar de los nuestros, pero muchas veces el amor no nos llega. Cuando sentimos esto, descubrimos que la fuente no está en nosotros. Más allá de nuestra impotencia, podemos acudir a la fuente del amor inagotable que los creyentes o no, encontramos en Dios.

"A los sedientos de más, que nadie les quite su sed" es el reclamo publicitario de una marca comercial que estos días sale en televisión. ¡Tenemos sed! Y menos mal, porque esa sed nos pone en búsqueda, por eso necesitamos salir a buscar y descubrir lo que nos falta, jugárnosla por lo que intuimos en el fondo del corazón. 

Con nosotros mismos y con los demás, necesitamos amor para mantener la confianza; para aceptar lo que nos toca y seguir luchando, para agradecer lo que la vida nos da; necesitamos del amor para aceptar nuestra realidad limitada, para aguantar los dolorosos desencuentros y para acompañar el dolor de los nuestros. 

Parece un sueño o una utopía que nos desborda. Sin embargo, nuestras experiencias nos hablan de que cuando nos abrimos mas allá de lo nuestro y conocido: de nuestra impotencia, de nuestro dolor, de nuestra rabia, de nuestra soledad... intuimos otras cosas, descubrimos mensajes, señales, personas, ayuda, apoyos y sabemos que es posible algo más. 

Se hace posible en la medida en que nos dejamos alentar y guiar por ese espíritu de Vida y de Amor que está presente en el nuestra vida, en los acontecimientos y en cada persona. Cuando aceptamos que solos no podemos, que necesitamos de alguien. Cuando descubrimos que podemos amar al otro, incluso en su peor versión y con sus limitaciones, ya estamos dando pasitos chiquitos o de gigante, estamos aprendiendo a querernos bien, que es nada más y nada menos que ayudar a vivir ese sueño que tenemos grabado en el fondo del corazón y que late en cada uno de nosotros. 

martes, 19 de junio de 2012

http://www.donbosco.es/universojoven/image/Agua1.jpg 

¡A los sedientos de más
que nadie les quite la sed!

para creer y crear

http://farm8.staticflickr.com/7221/7170006466_aae71dded6_m.jpg Estoy en un momento vital en el que ando dando vueltas a cómo poner en marcha proyectos, estoy viendo posibilidades, haciendo esbozos y borroneando ideas. Ciclos que no se activan si alguien no los prende. Al igual que la persona que me inspira a escribir ésto, sé que es más importante no que uno haga lo que quiera, sigo que quiera lo que hace. Y no pocas veces esta búsqueda pasa por no hacer sólo lo que una quiere, sino lo que reclaman los compromisos adquiridos con las personas con las que compartimos la vida. Nuestra libertad, es mayor cuando la damos y la compartimos, libremente, porque queremos.

Hay una manera positiva de asumir la vida y encarar la realidad, una manera proactiva que nos hace ser protagonistas del cambio que anhelamos y que nos hace emprender nuevos retos y nuevas aventuras cada día, a pesar de todo. Es la opción por vivir de forma apasionada cada día y cada hora. Es la magnífica y hermosa capacidad de soñar y arremangarnos para que esos sueños sean una realidad (Lucía Caram)

Es verdad que creer y crear van de la mano. Es la prueba real de que quien cree en algo o en Alguien, experimenta la fuerza, la atracción y la pasión para crear una realidad visible que refleje y plasme aquello que no se ve, pero que se siente, se intuye, se vive y quiere que otros también lo vean. La creación es el espejo del Creador y la creatividad es el impulso del creyente, del que cree en algo o en Alguien y es capaz de proyectarlo y hacerlo vivir.

¡No perdamos esa confianza!

caminos por andar

Santiago de Compostela tiene magia de día y de noche. Hay muchas rutas que recorren los lugares más emblemáticos de esta ciudad patrimonio de la humanidad. La luz, la piedra y el clima especial gallego hacen de estos recorridos una experiencia única. La plaza del Obradoiro y la catedral, la universidad, distintos rincones de la ciudad, la zona de café y copas, sus propios habitantes... Pasear por esta ciudad con aires de pueblo encantado es un placer para los sentidos que puede rematarse comiendo la más típica comida gallega o  tomando la tradicional queimada para protegernos de los maleficios.  
Con apenas un zurrón, un bordón o cayado para apoyarse, una capa para resguardarse y una vieira al pecho como señal de identidad, ya desde la Edad Media se echaban a andar por el camino montones de peregrinos. También hoy, después de un largo camino, multitud de peregrinos llegan a  Santiago. A finales de julio un grupo de personas que recorren también un camino nuevo, caminarán los kilómetros que separan la última etapa de la ruta jacobea y que arranca en Sarria. 
Todos los que hemos hecho etapas o el recorrido completo lo sabemos, el camino de Santiago es una experiencia única e inolvidable. Te descubre quién eres y de lo que eres capaz, cómo son los demás que caminan a tu lado o te esperan en cada lugar, te hace a fijarte en las señales, en todo lo que puede sorprenderte cada día. Te ayuda a vivir el presente de cada momento. Te recuerda lo esencial e importante y que siempre hay caminos por andar si hay personas dispuestas a recorrerlos.

lunes, 18 de junio de 2012

somos valiosos y necesarios en esta misión


Tomo prestadas algunas palabras de la cabecera del blog 
de Bitácora de Sala Amarilla 
del Colegio Schönthal de Buenos Aires.

 Dedico estas palabras a toda persona
que busca y quiere seguir aprendiendo,
a toda persona que intenta construir sus sueños
haciendo frente a sus dificultades y temores 
sin dejar de creer en el amor y en la esperanza.
A los pequeños y grandes navegantes del mar de la vida. 
 
Somos marinos de espíritu. Viajeros de corazón. 
Nuestro andar cambiará su color. 
La cubierta de nuestro barco como un arco iris se pintará, 
y nuestra bitácora; “armario del alma”; cerca del timón estará.
El rumbo es incierto; nos guiará nuestro corazón. 
Pero nuestro destino está marcado: “crecer juntos y con amor”. 
 Somos pequeños navegantes con deseos de descubrir 
 a otros marinos curiosos con ganas de aprender y compartir. 


empezando por cosas pequeñas

¿Por qué no encontrar tus propios mensajes para comenzar cada día? ¿Por qué no crear lo que necesitas en tu espacio cotidiano para sentirte mejor? Me encantó este video y lo comparto porque cada vez me convenzo más de que cada día necesitamos empezar por cosas pequeñas que nos vuelvan más conscientes y nos ayuden a vivir una vida mejor. 

¡¡Feliz semana!! ¡Qué hoy tengas un buen día!