miércoles, 28 de noviembre de 2012

Quedaría mejor decir "las personas" pero mayoritariamente somos las mujeres, a veces también algunos hombres, las expertas en embrollarnos, ultra preocuparnos, liarnos, complicarnos y hacernos auténticos nudos en situaciones, problemas, incluso con nuestras cosas. Sin embargo, está demostrado que hombres y mujeres, dentro de sus posibilidades y habilidades (esas que pueden aprenderse y mejorarse), somos capaces de encontrar soluciones que nos satisfagan y ayuden a vivir mejor. 

¿Seguro que lo has probado todo? 
¿Seguro que no hay otra manera de mirar las cosas?

Nada está decidido ni la suerte está echada, no somos de una vez para siempre, vivimos en una realidad dinámica, cambiante, como cada uno de nosotros, afortunadamente. Podemos elegir hacia dónde mirar y qué podemos hacer.  Enfurruñados y cabizbajos es una opción pero hay más...

Que esta ilustración y el sentido del humor nos lleven más lejos de donde ahora mismo estamos, que nos den pistas para encontrar soluciones creativas a esas dificultades de cada día, especialmente en esas que cargamos y están presentes de manera más aplastante y cabreante o se nos hacen cuesta arriba.