domingo, 30 de diciembre de 2012

mensaje 11: nos animamos?

No sé si a ustedes les pasa, pero yo a veces (unas cuantas) me canso de mí misma, de darle vueltas a las cosas una y otra vez.  Hay días en que sin saber muy bien por qué no me aguanto ni yo, me saturo y deshago el camino andado. Hay momentos en los que me pesa todo. Hay épocas en las que más que en otras necesito un respiro. Para inspirarme, para recomponer e hidratar el ánimo, para tomar impulso y continuar. Un pasito  atrás. Una sentada de esas en las que una se queda ahí...

Pero también me pasa que cuando muevo ficha, cambio de actitud, me atrevo, no lo dejo para otro momento, tomo decisiones, todo cambia. Yo cambio. Y es que es así de fácil aunque a veces yo lo complique. Hay días en que avanzo dos o muchos más pasos, incluso un par de zancadas como hacía mi vecino Mario por la calle del barrio. Son esos momentos en los que se aligera la carga, acelero el andar, todo parece acompañarme. Podría hasta correr y llegar lo antes posible... no me cuesta nada atender esa llamada: una invitación nueva a seguir caminando.

Estamos continuamente cambiando. Nosotros, los otros, y la realidad. Aunque digamos que todo sigue igual, aunque no lo veamos o no seamos del todo conscientes. La vida es cambio. Y si queremos crecer y seguir avanzando en la vida, tendremos que movernos, tomar decisiones y hacer algo más que quejarnos o conformarnos.  

La vida nos sorprende, nos sacude, nos zarandea. Nos reta a seguir moviéndonos más lento o más despacio, así vamos avanzando. Y descubrimos lo sorprendentes, capaces y creativos. que podemos llegar a ser... Estrenando una vez + confianza y alegría. ¿Nos animamos?