sábado, 9 de febrero de 2013

con tu propia luz


¿Cuántas veces tenemos la dicha de contemplar un cielo estrellado? ¿Estar junto al fuego en una chimenea? ¿Los colores vivos de un atardecer? ¿La luz de un nuevo día? ¿La serenidad de un rato bueno a solas? ¿La paz y el silencio de un momento concreto? ¿La alegría de unos niños jugando divertidos? ¿Lo que refleja un grupo de amigos cuando se reúne? 

La luz es parte de nuestras vidas. El mundo es un universo plagado de personas, de seres que tienen luz propia. Los titulares de estos días en los diarios decían que Beyoncé brilló con luz propia en el medio tiempo de la Super Bowl. Artistas, cantantes, modelos, actores, personalidades ilustres... de alguna manera nos parece que destacan más. Pero es una posibilidad al alcance de todos, de cada uno de nosotros, todos podemos brillar con luz propia, porque de nada sirve ser luz sino vas a iluminar el camino de los demás, si la vas a mantener apagada o tan resguardada que nadie la ve y que no te acuerdas ni de que existe.

Suena sencillo, tener confianza y seguridad en uno mismo. Pero todos andamos a vueltas con la autoestima y se nos hace difícil. Tenemos algo de nosotros mismos que no nos gusta, se nos hacen costosas tantas situaciones que... se trata de ir recorriendo ese camino e irnos ayudando a vivir mejor. Tenemos que ser conscientes de una sola cosa: aquella persona que trabaja ayudándose a sí misma, será una persona que se sienta con mayor seguridad y el desempeño en la vida cotidiana será mas eficaz y eficiente en todos los ámbitos donde se desarrolle. Y sino, lo podemos ir descubriendo y llegar a nuestras propias conclusiones.

Si pudiéramos ver este universo nos maravillaríamos, porque cuando una persona está viva (no sólo biológicamente) brilla, su luz se nota, se percibe, es capaz de hacer la vida luminosa para sí mismo y para los demás. Cálida. Reflejo intermitente y pequeño o más fuerte y constante. Sólo nuestra libertad se hace verdadera luz cuando nos atrevemos a ser, a expresar, a compartir quienes somos.