martes, 26 de febrero de 2013

empezando por una taza!


Resulta que el desayuno es una de las comidas más importantes del día. Por eso van unas cuántas ideas para empezar a cuidarte desde que te levantas. Para darte el gusto de empezar el día con buen rollo y desperezar la sonrisa que se resiste entre bostezo y bostezo, para ese mal despertar que tienes o para esa energía mañanera que te hace falta para vivir el día y pintarte un arco iris en tus días más apagados.

También hay otros momentos en los que despertamos, ratos que nos regalamos, días de disfrutar más lento, momentos de silencio y escucha, de tomar decisiones observando con el corazón, dialogando con la cabeza... Que no falte ese té, mate, café o chocolate que te acompañe!

Ahí van algunas sugerencias para seguir cuidando detalles que hacen que cada día valga la pena y sea un poquitín mejor. Porque otro mundo es posible poniendo corazón, y está a nuestro alcance.

Para imaginativos y recicladores, para niños y grandes, para seres capaces de pintar, escribir, dibujar, recrear la vida... ¡empezando por una taza!




Para los que dan más importancia al interior … y lo llenan de calor y color!!






¡Porque la actitud importa!