lunes, 18 de marzo de 2013

atrévete ¡cambia! sí ¡otra vez!

Wendy en su escrito mañanero me hace este regalo que traigo a este rinconcito del mundo: Para todos esos momentos en los que la mente se nos ponga muy negativa, esos en los que no nos damos cuenta y nos maltratamos mucho... 

Completo el mensaje de Wendy. En cuatro minutos y poco más podemos tirar un montón de piedras en nuestro propio tejado o cambiar el chip llevando nuestros pensamientos en una nueva dirección. Si estamos dispuestos a dejar todo ese lastre que nos quita fuerzas y nos encierra en la tristeza pantanosa o en las arenas movedizas del cansancio y la desesperanza. Para esos días que nos sentimos capaces de algún cambio. Para esos días que no nos conformamos con seguir igual y no queremos más de lo mismo aunque el cielo esté gris, llueva o haga frío. 

¡Vamos a empujar esos cambios! A darle continuidad a lo comenzado. Hoy también. Con más o menos ganas. Un paso más y otro y otro... Si nos atrevemos, si nos abrirnos a otras maneras de pensar, de sentir, de estar... de querernos. ¡Ya tenemos un primer paso! Si estamos dispuestos a cambiar. Sí ¡otra vez! Un paso más y otro y otro. Abrirnos a lo nuevo. Una vez y todas las que hagan falta. Salir de lo que no nos ayuda ni hace bien. En cada pensamiento que tenemos, en cada mensaje que nos damos, en esos que sostenemos no sólo de palabra sino traducido en miles de gestos nuestra vida toma un rumbo totalmente distinto. Aquí y ahora. En lo sencillo y en lo cotidiano. Con ternura, con ilusión. Sembrando esperanza. Todos los días de nuestra vida.