lunes, 25 de marzo de 2013

Tal lunes como hoy, 
seguramente él pensaría que las cosas se estaban poniendo mal.
Y, sin embargo, decidió seguir dando pasos.
Hacia su verdad, hacia su destino.
Decidió no desandar el camino, no huir, no irse, 
no aflojar la ternura ni dejar a un lado tantos gestos cálidos
no rebajar la exigencia, no volver la espalda,
todo lo iniciado...