jueves, 2 de mayo de 2013

el paso a paso, lo rutinario, el día a día...

... nos gustaría hacerlo a lo grande, solucionar todos los problemas. Y ¡ojalá pudiéramos hacerlo! pero casi nunca es posible que los cambios se den como soñamos, que un cambio ocurra como nosotros hemos imaginado...

... en lo pequeño, en lo cotidiano, en lo que no agrada y en lo que la vida va trayendo... ahí está la respuesta. Descubrir la vida, las posibilidades que tenemos, los retos que se nos presentan, algo que reconocer, que aprender, que elegir, cambiar la manera de mirar dejar de  ver obstáculos y empezar a distinguir caminos.

... dar valor a la sonrisa, a la mirada, a la caricia, a todo eso tan pequeño que muchas veces pasa desapercibido y parece insignificante... eso tan importante que si nos faltara...

... redescubrir la mirada de niño sorprendido al ver el mundo, la sonrisa agradecida de quien se siente querido, la caricia esperada...

... recuperar la esperanza en lo pequeño y valioso de las personas... lo que nos ayuda a acercarnos a los demás... amigo, hermano, compañero, gesto cotidiano de fe, de escucha, de cariño, de ofrenda, de confianza, de apertura, de perdón, de abrazo.

 la grandeza de una persona se forma en lo cotidiano

... la importancia de los pequeños movimientos que van ocurriendo en nosotros mismos y en nuestro alrededor... Eso tan inapreciable que si faltara nos faltaría el mundo. Eso que va haciendo que realmente cambie nuestra vida. Eso que importa reconocer, cuidar, prodigar...
 
 RAMayo2013