jueves, 15 de agosto de 2013

a medida que camines

La confianza va estrenándose con atrevimiento y discernimiento. De la mano de la valentía precoz en vías de desarrollo y el miedo acuciante que pone en guardia y reta a ser desafiado. La experiencia del temor es personal y las consecuencias son universales. Cuando el temor nos atrapa, nos encierra, corta de cuajo cualquier brote vital que se haya sembrado en lo profundo del corazón. 

Sin embargo hasta un corazón asustadizo es capaz de recibir la fuerza del amor necesario para hacerse fuerte. Y en medio de su debilidad ser.