miércoles, 18 de septiembre de 2013

a medida que


Un nuevo estudio de investigación científica sostiene que los mamuts no desaparecieron de la tierra por la caza indiscriminada del hombre sino por su dificultad de adaptación a los cambios concretamente con respecto al clima entre las diversas etapas de glaciación. Todos hemos visto alguna vez imágenes de este gran animal y veíamos en él una especie resistente. Un nuevo estudio nos da más información sobre la realidad de estos animales que parece no ser como pensábamos. 

Nosotros también alardeamos de fuerza y resistencia, continuamente creemos -nos creemos- que podemos "con todo lo que nos echen", y es la vida, con sus experiencias, la que  nos hace tocar nuestra fragilidad, nuestra debilidad y nuestro dolor. Podemos seguir como si nada y hacer oídos sordos, escuchar o no pero lo cierto es que habla, nuestra vulnerabilidad habla, nos dice sobre nosotros: cómo somos y quiénes somos. 

Dicen que los seres humanos hemos sido capaces de sobrevivir como especie gracias a nuestra capacidad de adaptarnos a la realidad y de hacernos cargo de nosotros mismos. La capacidad de adaptación la desarrollamos de múltiples maneras. A menudo me maravillo de la capacidad de tantas personas en el mundo de hacer frente a la realidad terriblemente difíciles con perseverancia, sin desanimarse; y aún en situaciones así encontrar momentos de alegría y de fiesta. Las conductas adaptativas son las que nos permiten reaccionar e ir en busca de soluciones ante las cosas que nos pasan. En algunos casos, estas soluciones nos han servido por un tiempo; en otros casos, empiezan a chirriar y hemos de permitirnos romper la cáscara y descubrir en esa intemperie cómo vivir.  

En tiempos de los mamuts como en el hoy, estamos invitados a dejar la desesperanza para descubrir lo que nos permite vivir. La vida nos espera. Cada realidad, dificultad, problema, circunstancia y relación nos presentan retos, nos llaman a dar un paso más. Creer, confiar, esperar, son experiencias que se expresan. Y nuestra respuesta, humildemente, a medida que nos atrevemos, a medida que descubrimos cómo, a medida que vivimos.