domingo, 22 de septiembre de 2013

bajo la lluvia


Cosas curiosas que tiene el mundo: siempre algo nos puede sorprender y arrancar una sonrisa al ver escenas como ésta. Es lo que le pasó al joven fotógrafo Penkdix Palme que descubrió mientras hacía fotos para su trabajo a esta joven ranita en el jardín de un vecino suyo en Indonesia.

Cuenta el testigo de este momento peculiar que la ranita estuvo así durante la media hora que duró la lluvia torrencial que caía. ¡Qué cosa! ¿Quién nos lo iba a decir? ¡Hasta una rana nos descuadra y es capaz de sorprendernos! ¡Una rana protegiéndose de las gotas de lluvia! Ahí fue cuando la descubrió el fotógrafo sorprendido, que enfocando con el objetivo de su cámara, la ve agarrando el tallo de la hoja de una planta y fabricando un refugio temporal para evadir la molesta tormenta. 

Una simple ranita nos tiene mirándola sorprendidos gracias a esta instantánea que ya da la vuelta al mundo desde su publicación para la National Geographic. ¡Qué cosa! No imaginábamos ni la posibilidad de la situación pero va y lo vemos: la ranita puede hacerlo. Entonces me pregunto ¿qué no seremos capaces de hacer las personas que tenemos la inteligencia suficiente, la experiencia necesaria y la vida por delante para seguir aprendiendo a vivir mejor lo que nos toca? Ingenio no nos falta quizás sí atrevimiento y discurrir las maneras mejores para cada situación. Mientras tanto nos seguiremos mojando hasta que se nos ocurra algo mejor. Que el humor nos acompañe en esta búsqueda para poder cantar en medio de la que está cayendo.