miércoles, 14 de mayo de 2014

¡muévete!


Hay en el cielo una luz,
guía de nuestro ser.
La estrella que nos alumbró, 
que nos vio nacer.
Cual faro en la tempestad
siempre nos ha de guiar
y de nuestros sueños 
puede hacer dichosa realidad.
      (Peter Pan)

Quien mueve el cuerpo mueve el corazón; quien mueve el corazón, mueve las emociones; quien es capaz de emocionarse y quien es capaz de emocionar ha encontrado la llave del misterio-milagro de la educación.

El músculo que no se ejercita se atrofia, por eso sabemos de gente que no se acuerda de reír. Y lo mismo pasa con el cerebro: quien no repasa, renueva, despilfarra y juega con sus pensamientos, costumbres y conocimientos, fácilmente pierde la agilidad necesaria para entender un mundo en cambio permanente. 

Además, y esto sí que es una gran pena, pierde el placer de crear, el gozo de vivir y el privilegio de compartirlo. 

Así que, ¡danzad, danzad, benditos!

(Carlos Pons, maestro y actor)