martes, 28 de octubre de 2014

por todo y por siempre, gracias a ti


Es en el silencio donde resuenan porque allí brotan y encuentran voz estas palabras. Es en esos momentos que permitimos que el corazón se diga y exprese con todo su color y amor capaz. Esta imagen que compartió mi amiga Maite entra a formar parte de este lugar en el mundo porque también es mi experiencia: me siento profundamente bendecida y agradecida de poder vivirlo así cada día. 

"Toda amistad íntima es en sus comienzos arriesgada. Pero a la larga produce unos frutos psicológicos excelentes. Hay cercanía, conversación, intercambio de pareceres, desahogo en los momentos difíciles, búsqueda de consejo. En una palabra: trato. Tratarse es buscarse, llamarse, quedar, preocuparse por sus cosas. En la amistad íntima se produce la comunicación de dos vidas y dos realidades". Enrique Rojas

El tiempo de vivir es hoy. Gracias a mi gente, gracias al Dios de la Vida... ¡Por tanto!